Crónica MagicFest+

Crónica de un Azkabanita: MagicFest+ Barcelona

Magic: The Gathering – Mi historia

 

Hace exactamente un año que retomé el Magic físico. En mi primera etapa, comprendida aproximadamente entre los bloques de Odisea y Lorwyn (ya ha llovido desde aquello…), nunca pasé de torneos de tienda, fundamentalmente por temas económicos. Creo que era competente, y desde luego le daba mucha caña a los foros y al mítico Magic Workstation, pero no llegué a tener la oportunidad de probarme en un ambiente más competitivo.

Con la salida de Magic: The Gathering Arena no solo me reenganché, sino que también tuve la oportunidad de pelear por cotas algo más altas. Gracias a ello tuve el privilegio de poder participar en el clasificatorio para el Mythic Championship (MC) III, y dentro de unas semanas jugaré también el clasificatorio del Mythic Championship V.

Revista Serra 1

Nº 1 de la Revista Serra. Recuperado de https://elrincondemagic.wordpress.com

Sin embargo, hay dos eventos que nunca había vivido de primera mano, y solo podía soñar con ellos, conformarme con historias que leía en los foros que frecuentaba y enterarme de qué mazos habían triunfado a través de la revista Serra. Uno de ellos, el Nacional, dejó de existir justo cuando volví a los cartones, y no tiene pinta de que vaya a volver (aunque con Wizards of the Coast nunca se sabe).

El pasado fin de semana pude, por fin, quitarme la otra espina que tenía clavada. Pude participar en un Grand Prix de Magic.

Barcelona ha acogido lo que ahora se conoce como MagicFest +, un fin de semana dedicado a Magic que incluye, además de otros eventos, un Grand Prix y un Mythic Championship (antaño conocido como Pro Tour). El formato de los torneos grandes era Modern, que a mi no me hacía especial ilusión, pero tenía un precio que estaba dispuesto a pagar para ser el último evento de este tipo que se celebrará este año en la península ibérica. Además, tenía ganas de conocer la ciudad condal, lo que me daba otro motivo para no fallar, así que allí que fui.

 

El formato a jugar: Modern

 

Como ya venía diciendo, Modern no es mi formato favorito, ni mucho menos. No me disgusta, quizá porque no lo exploro tanto como otras personas que probablemente lo han visto en tiempos mejores, pero tampoco me entusiasma. Además, siempre parece estar rodeado de cierta polémica y críticas sobre su estado, aunque últimamente diría que con algo de razón, en buena parte debido a la salida de Hogaak, Arisen Necropolis en la reciente colección, Modern Horizons, del pasado Junio. Quién iba a suponer que una criatura 8/8 que arrolla por coste de maná 0 iba a ser un problema, ¿verdad?

Hogaak

Hogaak, Arisen Necropolis

Pese al reciente baneo del Bridge from Below, y aunque su baraja no ganó ninguno de los dos torneos principales, Hogaak fue el mazo dominante del fin de semana, y, muy posiblemente, del formato en general. Los mazos que resultaron vencedores, Jund y Mono Green Tron, también fueron muy populares en Barcelona, junto a UW Control, Phoenix (Izzet o Mono Red), Eldrazi Tron, Grixis Urza, Humans, Dredge y Burn. Estas barajas suponían el 85 % del metajuego, siendo Hogaak más del 20 % del total.

Y entre todo esto, servidor, además de ser un valiente, tiene pocas cartas de Modern. Insisto, no es el formato que más juego, y hay muchas piezas clave de las que carezco. Así que me presenté en Barcelona con una baraja que nada tiene que ver con las mencionadas. Realmente, la única que tengo.

UB Mill

UB Mill, Ambaro15

Hay que tenerlos muy bien puestos para acudir al torneo de Hogaak y presentarse con Glimpse the Unthinkable.

 

El Torneo: Jugando en el Grand Prix con UB Mill

 

Aparte de las consideraciones económicas ya expuestas, realmente creo que la baraja no es ni mucho menos horrible. Tiene un pairing muy fácil contra Mono Green Tron, bastante favorable contra UW Control, y favorable contra Izzet Phoenix y Eldrazi Tron. Cierto es que contra Burn es imposible, y las otras barajas que interactúan con el cementerio (Hogaak, Dredge, MonoRed Phoenix) tienen la primera partida bastante de cara, pero se puede pelear contra ellas. En general, no me disgustaban las opciones que tenía, y si los pairings no eran demasiado horribles podía hacer un buen balance.

Toda esa mala suerte que podría darse en los emparejamientos se concentró en los torneos del jueves. Decidí participar en un par de Last Chance Qualifier para el Mythic Championship, con muy poco éxito. Mulligan a cinco contra Hogaak en la segunda partida, y una Burn haciendo las cosas típicas de Burn me finiquitaron bastante rápido, dejando todas las esperanzas puestas en el sábado, en el Grand Prix.

 

Ronda Uno: 2-0 vs NeoBrand (1-0)

 

La primera ronda fue contra una baraja de Neoform, y la verdad es que fue un enfrentamiento muy sencillo. En la primera partida el oponente no pasó de una tierra y gané combando en turno cuatro. En la segunda el rival llegó a sacar a Griselbrand y al Laboratory Maniac, pero un oportuno Ensnaring Bridge no dejó que el demonio me tocara en toda la partida. Solo hubo que ir dejando pasar los turnos y controlando la biblioteca del rival hasta que se quedase sin cartas, devolverle la criatura azul a la mano y, finalmente, ganar la partida.

Griselbrand Neoform

 

Ronda Dos: 1-2 vs Jund (1-1)

 

Hedron Crab

En un enfrentamiento de intercambio de recursos como este, el dado y el top deck dicen mucho. En la primera partida pude controlar sus primeras amenazas, pero una Liliana of the Veil primero, y un Tarmogoyf después, acabaron con mis opciones. Robar consecutivamente las cuatro Archive Trap cuando tenía cuatro tierras tampoco es que ayudara mucho. En la segunda partida sí que eliminé sus dos primeras criaturas y pude colar dos trampas gratuitas que sellaron la partida. En el enfrentamiento definitivo los Hedron Crab hicieron casi todo el trabajo, pero se quedaron a ocho cartas de rematar la faena. Un Maelstrom Pulse destruyó ambos de un golpe, y luego eliminó el Ensnaring Bridge que me mantenía con vida, poniéndole fin al enfrentamiento.

Ronda Tres: 2-1 vs Eldrazi Tron (2-1)

 

Thought Knot Seer

«Ojopecho»

En la primera partida, un Chalice of the Void con un contador en el turno dos fue un hándicap demasiado grande. Pude sostener la partida unos cuantos turnos pero el segundo «Ojopecho» ya fue demasiado. En la segunda tuve la salida más explosiva de todo el fin de semana, deckeando al oponente de 100 a 0 en turno cuatro. La última partida fue un toma y daca constante, de las partidas más tensas del día. Un Ensnaring Bridge me mantenía con vida, pero no encontraba hechizos con los que progresar. Cuando conseguí transformar Search for Azcanta, una Blast Zone me quitó el puente, y un Chalice me impidió sacar el segundo, dejándome sin defensas y enfrentándome a daño letal, pero una combinación de dos Archive Trap + Thought Scour + Scheming Symmetry consiguió eliminar el resto de su mazo justo a tiempo.

 

Ronda Cuatro: 1-2 vs Infect (2-2)

 

La primera partida fue muy sencilla, descartando su único dopador y matando las dos criaturas que pudo jugar. En la segunda, sin embargo, un fallo bastante grave por mi parte le permitió jugar una criatura y ganarme de un solo golpe. No respetar el Spell Pierce que sabía que llevaba fue un regalo. En la última partida necesité hacer dos mulligan para conseguir encontrar una tierra, y él lo tenía todo. Esta vez, me temo, no había nada que hacer.

Ronda Cinco: 2-0 vs Eldrazi and Taxes (3-2)

 

Este fue un enfrentamiento muy cómodo. En la primera partida una Thalia, Guardian of Thraben casi me da un susto, pero encontré la cuarta tierra que necesitaba para una Crypt Incursion que ganó 57 vidas, más que de sobra para poder rematar la faena. En la segunda partida la combinación de Sphinx’s Tutelage y Night of Souls’ Betrayal ya fue demasiado y el oponente acabó por conceder.

Sphinx's Tutelage Night of Souls' Betrayal

 

Ronda Séis: 2-0 vs Izzet Phoenix (4-2)

 

Arclight Phoenix

Nihil Spellbomb

Otro enfrentamiento sencillo. La primera partida pude encadenar tres Archive Trap junto a un preciso Extirpate que eliminó dos cartas de la mano del oponente, dejándolo sin recursos para resucitar los Arclight Phoenix, y sin tiempo para ganar aunque consiguiera hacerlo. En la segunda partida, una Nihil Spellbomb de turno uno, y un Spell Pierce para su Aria of Flame fueron suficiente para poder sellar el encuentro.

 

Ronda Siete: 0-2 vs Jund (4-3)

 

Este fue el enfrentamiento más frustrante del día con diferencia, no solo por la mala suerte (por ejemplo, robando nueve tierras consecutivas), sino porque el oponente no sabía hablar ni inglés ni español, y jugaba extremadamente despacio. La comunicación era casi imposible, su parsimonia me sacó de quicio, y la baraja no acompañó; cóctel explosivo, sin duda. En las dos partidas su biblioteca acabó a tiro de una Archive Trap, pero por desgracia no pudo ser.

 

Drop

 

Podría haber jugado la última ronda para conseguir los Puntos Planeswalker, y por la honrilla, pero Óscar (habitual de Azkaban) también estaba ya fuera y preferimos tomarnos un descanso para comer algo y jugar algún paralelo.

Acabé el Main Event con un sabor agrio por cómo fueron dos de las derrotas, y por mis errores a nivel táctico, pero también contento porque a nivel técnico me sentí muy a gusto con la baraja e hice algunas jugadas de un nivel bastante alto. En cuanto a los detalles del mazo, decidí añadir un segundo Ensnaring Bridge el mismo viernes (¡Gracias a Juan y a Ambrosio por los préstamos, por cierto!) y fue una decisión muy acertada, y en general el banquillo era bastante completo y estaba preparado contra casi todo. En los torneos paralelos jugué contra barajas como Humanos o Mono Green Tron con bastante éxito, y no me habría disgustado enfrentarme a esos arquetipos en el principal.

Podría haber llegado un poco más lejos con algo más de preparación, especialmente en matchups como Jund, pero apenas tuve cuatro ó cinco días para refinar y confirmar la lista. Considerando eso y mi falta de experiencia en estas lides, mi balance final es bastante positivo.

 

Conclusiones finales

 

Algo bastante importante para mucha gente que acude a estos eventos es el ambiente que se respira, la actitud de la gente y el nivel de tensión. En general, creo que había muy buen rollo. La gente era simpática, agradable, o por lo menos cordial, y apenas vimos actitudes negativas. No era raro ver mesas en las que los jugadores estaban de risas, incluso en el evento principal, y disfrutando de la partida. Por mi parte ninguna queja en este aspecto.

Javier Domínguez (Thalai) y yo

Javier Domínguez (Thalai, Campeón del Mundo 2018) y yo

También ayudó que hubiese un Mythic Championship celebrándose en el pabellón de al lado. El flujo de jugadores fue mayor de lo habitual en este tipo de eventos, y ver tantas caras conocidas de jugadores profesionales, aunque solo sea de paso, le da un plus especial.

En cuanto a la organización, no fue mala en general. Los paralelos estaban bien espaciados, dejándote con no demasiados ratos muertos si solo jugabas un formato. También tenías la opción de ganar dos rondas y dropear, consiguiendo un premio como si hubieses empatado la última ronda, que para sacar tix (Event Tickets) de premio era interesante. Lo malo, y lo que ha recibido muchas críticas, eran precisamente los premios: Un sobre de Standard por 20 tix, o 3 x 50 (600 tix en total la caja), siendo 400 tix el premio máximo de un torneo de 20 €. Lejos quedan ya las historias de gente saliendo del evento con tres, cuatro y hasta cinco cajas en la mochila. Si lo que quieres es «rentar», el panorama se ha complicado bastante.

Valoración personal del evento

 

En resumen, mi valoración del evento es un 8 sobre 10. He disfrutado de unos días intensos de Magic con gente de todo tipo y de multitud de procedencias, en un ambiente competitivo pero agradable, y en una gran ciudad como es Barcelona. Me he quitado una espina que llevaba clavada 13 ó 14 años y la baraja que he elegido me ha divertido y cumplido con las expectativas, que eran pelear por el día dos del evento. Evidentemente hay cosas que podrían haber ido mejor, pero ya me encargaré de que mejoren para la próxima vez.

Espero que sea pronto, y espero que sea cerca. Si este fin de semana hemos tenido dos españoles disputando las finales, la próxima vez habrá un «azkabanita».

 

Álvaro Toledano
Últimas entradas de Álvaro Toledano (ver todo)
1 Comment
  • JJ
    Posted at 21:50h, 03 agosto Responder

    Una crónica muy chula 😉

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar